lunes, 7 de abril de 2014

Limpiar caravana


Aprovechando el buen fin de semana decidimos limpiar nuestra caravana. Una caravana limpia marca una diferencia en su estado de conservación como en su confort en nuestras estancias. Nosotros solemos limpiarla una vez al año ya que una caravana limpia es una caravana confortable y bonita.

Operación limpieza


Cuando tuve mi primera caravana, pensaba solo en lavar la cara a nuestro vehículo y dejar  aquello que no se ve, pronto descubrí que es un error. Esto nos trae mucha más faena de lo que podamos pensar.
Aún recuerdo nuestras primeras vacaciones con la primera caravana. Al llegar al parking le lavamos solo el exterior que se veía, total el techo no se ve! Así que le di un manguerazo y salimos con mucha prisa para  instalamos en un camping de Tarragona donde pasaríamos 10 días. Aún recuerdo las vueltas que le di  a la caravana para colocarla de la mejor manera posible… todo el día para dejar una caravana reluciente en una parcela milimétricamente estudiada y ordenada.
24 horas mas tarde cayó una tormenta de verano, nos mandó a tomar por culo el orden milimétrico (perdonar el lenguaje pero era para verme la cara, jajaja) y toda la suciedad del techo, que no quisimos limpiar el día anterior, se extendió por la caravana en forma de churretones. Creo yo que me gané a pulso una moraleja fácil:  “Mas vale ser un guarro desenfadado que un cochino cansado.”

Te dejo unos consejos, a mi me funcionan:

  • Por poco que puedas limpia con una karcher, podrás desincrustar la suciedad de todo el invierno fácilmente. Cuando lo hagas ten cuidado con las claraboyas estas tienen respiraderos por donde puede entrar agua. Presta especial atención al techo, es importante si quieres mantener la caravana limpia durante mas tiempo.
    Aqui tienes la prueba de que la karcher funciona.
    Los plásticos del paso de rueda los deja nuevos!
  • Usa un jabón no agresivo y un cepillo especial que no ralle la chapa. Personalmente tengo que confesar que con el jabón no soy muy estricto así que el friegaplatos que uso en el camping ya me vale, pero suelo usar muy poco en un cubo con mucha agua. Prefiero poco jabón a que me quede la caravana marcada una vez seca.
  • Aprovecha para ver el estado general de la caravana, es un buen momento para inspeccionar los rincones de la caravana. Siempre encuentro una tabla suelta o alguna cosa que ajustar. Detectar un indicio de humedad puede hacernos ahorrar mucho dinero, así que una revisión ocular al año no hace daño.
  • Finalmente comprobar las partes mecánicas, realmente solo se puede comprobar la presión de los neumáticos y poco más. Así que echar un vistazo no cuesta nada.



Tú haces algo más a tu caravana? Déjame un comentario.
;-)

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...