lunes, 22 de diciembre de 2014

Friburgo y Camping Kirchzarten


La llegada a Friburgo fueron unos 400km remolcando con chubascos racheados. Programamos una primera visita a Friburgo, y para ello decidimos instalarnos en el camping Kirchzarten a unos 12 km de la ciudad, empujados por la buena crítica que tiene de otros viajeros consultados en los Foros. Kirchzarten no es mal camping, de hecho tiene muchos servicios pero usarlo solo para la visita de Friburgo no es lo más cómodo (nuestra idea inicial era estar más días). En ese momento decidimos estar 2 días por el pronóstico meteorológico con lo que hubiera sido más acertado instalarse en un camping que hay en la ciudad de Friburgo, a 20 minutos del centro a pie (eso es lo que dice la propaganda). Eso sí es mucho más pequeño y puede que sea más costoso encontrar sitio.

Zona de duchas y piscina del Camping

El kirchazarten es un camping a medio lujo con una cuidada estética, las parcelas tienen mucho césped aunque
podemos encontrar alguna parcela clapeada por la estada de algún campista de temporada.  Las instalaciones son muy buenas tanto en limpieza como en renovación de las instalaciones,  están apunto para pasar revista. Lo que me llama la atención son los servicios que ofrecen, como una cocina eléctrica con su horno que va a monedas (mira tú por donde si me quedos sin gas…), congelador comunitario (quien va en tienda de campaña entiende que es un buen servicio!), cuarto para lavar zapatos con una estantería para dejarlos secar (un buen complemento para los días lluviosos y de invierno.
El precio no es ni caro ni barato para ser temporada alta, en nuestro caso lo encontramos caro ya que solo usamos el camping para aparcar la caravana y dormir. Mas o menos unos 45€ por noche.
Solo le voy a poner un pero, el personal de recepción es muy seco, las explicaciones son escuetas y no se complican mucho la vida para darte indicaciones. Tú hablas ellos anotan y luego pasan factura.

Nuestro paso por Friburgo fue pasado por agua. Llegamos en coche por comodidad. Aparcamos en un parquing muy cercano al centro histórico (casi 5h 9,50€). Caminamos directamente al punto de información, en la plaza del ayuntamiento, donde nos dieron 4 indicaciones y pudimos comprar un mapa en castellano por 1€. La verdad muy útil y recomendable.
Prácticamente te indican una ruta por el casco antiguo, sus calles están muy bien conservadas y son muy peculiares aunque por la lluvia y las obras no pudimos patearla a gusto.  Para mi los lugares más interesantes fueron los mercados: el de la catedral donde cada mañana podéis ver puestos de hortalizas y manualidades de los lugareños, aquí también podréis degustar toda clase de brasburt, frakfurkt y salchichas típicas alemanas; el otro mercado cubierto, MarktHalle, es un rinconcito donde podremos degustar comidas de medio mundo ya sea a pie derecho como sentados en la zona de restaurante.

Mecados de Friburgo lugares para comer
Manifestación en la plaza del ayuntamiento de Friburgo

 La lluvia nos desmereció la visita a Friburgo, no hicimos otra cosa que refugiarnos en bares y baños públicos. Nos hemos quedamos con las ganas de pasear y en el MarktHalle hay un bar-Cervecería artesanal donde me quedé con las ganas de comer (lo que hace un cervecero casero!). Nos da la sensación de habernos quedado a medias. El plan es que si tenemos tiempo y la meteorología lo permite pensamos volver a la bajada en un camping más cercano cuando iniciemos el regreso  a casa.



;-)

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...