miércoles, 31 de diciembre de 2014

Segunda visita familiar y la Alemania profunda


Salimos de Heidelberg con las pilas cargadas después de nuestra visita al parque Playmobil Funpark, contentos ya que finalmente nos íbamos de un camping del que no hubiéramosestado más de dos días. Para colmo nuestra última noche en Heidelberg nos toca convivir con unos no-campistas insolidarios. Otra noche más en vela desde las 5 la mañana porque unos turistas que tripulaban dos autocaravanas de alquiler les tocaba hacer muchos km, ya que ellos madrugaban los demás también…



A las 11 de la mañana poníamos rumbo a Ingelheim Am Rhein, recientemente un familiar se ha ido a vivir allí y decidimos
pasar el fin de semana con ellos. Pintaba mal tiempo.
Sobre el trayecto no os voy a marear, más de lo mismo introduje un POI’s que yo había instalado en el tom-tom (puntos de interés en este caso campings que yo he instalado de internet) y nos llevó al centro de un pueblo que calles estrechas. Estos POI’s dos años atrás nos habían ido muy bien, pero en este viaje nos estarán complicando la vida. Llamé a mi prima y decidimos aparcar la caravana en su garaje (que bien me ha ido comprar una tarjeta prepago extranjera).

Una vez instalada la caravana, disfrutamos de la familia sin más pretensiones de gozar de su compañía. 
Por fin pudimos tomar algo en un famoso Biergarten, normalmente es una terraza donde encuentras cerveza y todo tipo de salchichas alemanas. Como en todas partes hay sitios excepcionales y no tan excelentes aunque recomiendo que os dejéis caer por uno.
Ingelheim Am Rhein es un conjunto de poblaciones unidas por una gran empresa farmacéutica que curiosamente se llama igual que la pequeña ciudad. Los pueblos aquí son pequeños y organizados. Parecemos bichos raros ya que no hay turismo así que vemos como es el alemán en estado puro. Bueno ya llevábamos una semana con sus peculiaridades.

Un día del fin de semana lo fuimos a ir a un punto turístico próximo, Bacharach. El tipo de turista que reciben aquí es más interno, no encontraremos ni a un solo hispano-hablante. El problema de Bacharach es que a la llegada nos cayó un aguacero con lo que solo nos dio tiempo para meternos en un restaurante y comer. Uno de los niños de mi prima se encontraba mal por lo que decidiremos no pasar mucho tiempo tampoco la climatología acompaña.


Marcas de nivel del Rin en las diferentes
inundaciones en la historia de Bacharach

Un fin de semana hogareño con nuestros familiares es ideal para cargar pilas, descansar de nuestro viaje pasado por agua y empezamos hacer planes. Bajaremos a la selva negra y finalmente empezaremos a visitar los lugares que tenemos ganas y que hemos pospuesto, por fin daban un parte meteorológico favorable para los días que nos quedan y estábamos decididos a aprovecharlo, eran unos 2000 km recorridos en coche y no queríamos tirar la toalla. Total que mas podía pasar?
Próxima parada Kinzigtal. Esta vez no queremos sorpresas y el camping lo escogemos de la guía de camping ACSI.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...