jueves, 5 de marzo de 2015

Semana Santa: Montblanc y Monasterio de Poblet


Para semana santa hay que empezar a preparar una escapadita y yo quiero contar la que hice el año pasado a Montblanc y la el Monasterio de poblet. Montblanc esta a medio camino de Lleida y Tarragona, tiene un encanto medieval que combinado con la semana santa le daba un ambiente un tanto especial. Es conocido por la semana medieval y la llegada de Sant Jordi. Por parte del Monasterio de Poblet concentra una buena dosis de historia con lo que garantizan un peregrinaje constante de visitantes a este monasterio y a la población de Poblet.


Caballero y Dragón de leyenda

Montblanc, historia de Sant Jordi y la Semana Santa:

Montblanc es muy conocido localmente porque es aquí donde se inicia la leyenda del Sant Jordi y el dragón:
  • Resumiendo la leyenda (versión Sobrevivir al campismo, toda distorsión de la realidad es puro despiste :-) Se dice que en estas contradas había un dragón que, para variar, atemorizaba a la población. Para que los dejarán vivir en paz el pueblo de Montblanc daba de comer al “malvado dragón”. Pero el apetito del dragón era tan voraz que pronto se quedaron sin víveres. Así que democráticamente decidieron echar a suertes que doncella del pueblo iba a parar a las fauces del “gran lagarto”. Mira tú por donde, que le tocó a la princesa! I mira tú por donde que apareció un caballero llamado Jordi, imagino que muy apuesto, para dar muerte al gran animal en una feroz batalla (los detalles y suspense me los ahorro que si no escribo la novela). Y fíjate tú por donde que en la edad media había mucha magia y en el momento más álgido de amor de la historia (vamos que caballero y princesa se miran y descubren que se gustan mucho) es donde se derramó la sangre del feroz dragón brotó un rosal
De cierta manera es aquí y con esta historia donde nace la tradición moderna de la rosa y el libro, para Sant Jordi (Jorge) en Cataluña verás todos los rincones inundados de libros que explican historias como esta y rosas como el rosal que brotó de la sangre del pobre animal.
Es en la semana del 23 de abril que aqui concentran una multitud de activisdades relacionadas con esta história

Aun así nosotros concretamente estuvimos en semana santa, ese año los dos eventos fueron muy seguidos por lo que vimos los preparativos de uno y la semana santa en pleno apogeo. Aquí también se vive con especial encanto ya que el entorno medieval, que está bien conservado, invita a ello. El cambio de guardia romanas y procesiones por sus calles simplemente son espectaculares. Puedes estar paseando y ver como un batallón de Romanos pasan a toda pastilla para relevar a sus compañeros haciendo luces de su vestimenta y correcto orden de formación. Hay que vivirlo si te gustan este tipo de eventos.


Semana santa en Montblanc. Arriba procesión, abajo guardia romana


Si el fervor de la semana santa no te atrae, puedes visitar su entorno. Nosotros nos dejamos caer por la iglesia, es curiosa de ver y por un precio módico de 1€ te dejan subir a ver las terrazas donde puedes ver todas las panorámicas. No es que te encuentres grandes maravillas o algo especialmente espectacular pero te das una idea de lo que hay alrededor y sentirte por un momento un vigía de otro tiempo, total 1€ ni suma ni resta.

Pasear por las calles es muy interesante ya que el centro es muy singular lleno de tiendas con productos locales y artesanales. Si queréis un poco se shopping o suvenir ya sabéis que el centro es ideal para ello.



Monasterio de Poblet

El Monasterio de Poblet cae cerca de Montblanc. Es un lugar muy concurrido por el valor histórico que concentra este Monasterio, aquí confluye una parte de la historia medieval de Catalunya más importante, ya que fue el centro neurálgico político medieval por lo tanto se hayan enterradas la nobleza más influyente de la edad media. Por ello en los días de fiesta siempre encontrarás una afluencia masiva de gente, pero no te preocupes los espacios son grandes y no hay sensación de agobio. Disfrutar de la visita con un agradable paseo. 
Como dato curioso este monasterio aún está en uso por lo que hay estancias que se pueden ver excepto si los monjes están haciendo uso de ellas, por ejemplo del comedor que cierran puertas para poder comer en intimidad, lógicamente. 
Entrada monasterio poblet


Acabada la visita, se abre el apetito. Como no la zona está llena de restaurantes. Podrás escoger para ir a comer, hay mucha competencia y a modo de crítica resulta un tanto agobiante la cantidad de panfletos y publicidad que recibes de los locales a la salida del Monasterio. 



;-)


Mañana publico la crítica del Camping de Montblanc (Montblancpark) que ya os adelanto que es un tanto justo, no nos acabó de convencer.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...