viernes, 2 de enero de 2015

El Viaje se tuerce sin remedio


A partir de aquí ya caemos en desgracia, mis notas de viaje son confusas y en muchas ocasiones inexistentes. Si vienes de mis relatos anteriores veras que venimos de una semana pasada por agua, que lo poco que nos lo ha permitido el tiempo lo hemos disfrutado. Los días de mal tiempo los pasamos en familia… Aunque la última visita teníamos un sobrinito malo.
 

El mismo día que llegamos al camping Kinzigtal pensábamos que dejábamos atrás la mala suerte y  el mal tiempo. Ríete tú de la mala suerte y
la bruja avería! Esa misma tarde uno de nuestros hijos no se encuentra bien, por la noche somos los 4 que caemos, el que no vomita tiene diarrea. Un regalo inesperado que nos deja mi pequeño sobrino! El mal trago dura poco, pero nos mella las fuerzas y sobretodo la moral. Si estas de viaje y no tienes humor es casi mejor plegar velas y volver para casa! Pero a esas alturas quién iba a tirar la toalla después de haber recorrido 2500 km y no haber cumplido ni una pequeña parte del plan de viaje?

Continuaremos con el viaje, pero esta vez seré más escueto y no habrán muchas instantáneas. Como veréis habían pocas fuerzas y sólo me centraba en intentar dar la vuelta a la tortilla. Al fin y al cabo, para mí, viajar no es ver, es sentir. Nuestro sentimiento era negativo y la Selva Negra ya era secundario.


;-)
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...