sábado, 24 de enero de 2015

Se acaba el viaje inesperadamente


Salimos de Millau dudando, es viernes estábamos cansados y tampoco estábamos mal. Pero el camping estaba lleno y el domingo como mucho teníamos que irnos ya que estaban sin plazas. No sé por qué, me dio por llamar al camping que escogimos la noche anterior para acampar en la Zona de Montpellier, estaba lleno!


No contaba con eso, era previsible pero no pensamos. Decidí coger la guía de camping y hacer llamadas a todos los campings que había en esa misma zona. 8 llamadas y todos llenos. No me lo
podía creer. Rápidamente me dirigí a la recepción del camping donde nos alojábamos, forma parte de una cadena y tienen otro en la playa cerca de Montpelier. Efectivamente estaba lleno, solo quedaba alguna parcela sin derecho a electricidad. Me tengo que poner  una placa solar!!!! La rechazamos pero ahora sé que la teníamos que haber cogido, seguro que nos habríamos apañado. Eran las 11 de la mañana y nos quedaba tiempo para llegar a la playa y buscar algún camping con parcelas libres.

Aproveché el trayecto de Millau a Montpellier para realizar unas cuantas llamadas, todo lleno! Que leches pasa!? Cabe explicar que no nos atienden en ningún caso en castellano, mi inglés es flojo, no hay ningún recepcionista que me entienda bien y viceversa (el suyo tampoco es brillante). 


Ya en Montpelier decido dar una oportunidad al tomtom i los famosos POI’s descargados. Parece ser que cerca había un Camping municipal, eso en Francia quiere decir bueno, bonito y barato… A la llegada del destino no hay ni rastro del camping, lo que era un camping hoy son casas unifamiliares. A esto se suma que las calles no son muy anchas y la caravana pasa muy justa.
No hay dolor, en el mismo Montpellier hay un camping considerado el más grande de Francia. No íbamos a encontrar plaza allí? Pues no, ni siquiera una cancelación de última hora. En la misma calle habían dos mas uno de ellos nudista… Ni despelotándome! Todo lleno las 12:30 y empiezo a encontrarme con las recepciones cerradas.
Ni corto ni perezoso entramos en una calle donde se anuncia un camping. Es una calle estrecha y con la caravana no dejo pasar a nadie, al poco tiempo todo el mundo me pita. No me quedó claro ya que parecía un parque de bungalows pero al preguntar (con mi inglés playero) si había parcela, tal vez solo quisieran quitarme del medio... Eran todo bungalows con una calle estrecha y coches aparcados a dos los lados, para encarar la caravana nos tocó mover la caravana a pulso. Una vez en la parcela y el personal de mantenimiento nos enseñó las parcelas disponibles, nos tocaba acampar entre la parte trasera de los bungalows y un parking con montículos de runa, expuestos al viento que soplaba fuerte. Lo peor de todo es que hacía un olor nauseabundo, yo creo que había una fuga de aguas grises por algún lado. Después de 15 minutos intentando buscar motivos para quedarnos decidimos salir para buscar otro lugar. Una vez más tuvimos que empujar la caravana y sortear los coches aparcados hasta que no engancháramos la caravana con seguridad, al menos el resto de campistas nos ayudaron gustosamente.

Las 13:30 cogimos la autopista dirección España, nos pararíamos para parar a comer en una área de descanso. No me lo podía creer, unos 15 campings y solo tuvimos una parcela pestilente!  Sin darme por vencido decido gastar el saldo de la tarjeta alemana en llamar a todos los campings que hay por el camino y que salen en la guía ACSI. Unas 10 llamadas y pude por fin hablar con un recepcionista en castellano. Me explicó el motivo de este lleno tan inesperado era debido a las fechas, finales de la segunda quincena de agosto, ese fin de semana el que no termina las vacaciones las empieza así que se solapan, con lo que todo estaría reservado. Ya solo quedaba llegar a España y llamar a los campings que conocemos. Los más grandes suelen tener algo…

8 de la tarde descompuesto y sin plan encontramos una parcela en la Ballena Alegre de Sant Pere pescador. 70€ por noche y con un pronóstico de días feos y fuerte viento hizo que continuáramos en la carretera, en 1 hora llegaríamos al parking y a casa 5 días antes de lo previsto.


Simple mala suerte? O pecamos de novatos?
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...